Loading Icon Black

Ozone Chabre Open 2018

July 9, 2018

La decimotercera edición del Ozone Chabre Open fue un gran éxito. Tomaron parte 124 pilotos en 6 categorías, y se volaron 3 mangas además de una manga de entrenamiento. Este año, la temporada de vuelo ha tardado en llegar, con apenas unos pocos días buenos entre abril y junio, pues el tiempo ha estado en general ventoso y con tormentas. Pero tras lo fantástica que fue la semana previa a la competición, ésta comenzó el 30 de junio con una manga de entrenamiento de 42 kilómetros volada en buenas condiciones y en la que llegaron a gol 55 pilotos.
Con Jocky Sanderson, director de la competición a los mandos, los cuatro días siguientes vieron 3 magníficas mangas: una de 75 kilómetros de Chabre a Chorges (45 en gol), otra de 61 kilómetros de Chabre a La Batie Neuve (54 en gol) y otra de 40 kilómetros de Chabre a Veynes (69 en gol). Los sobredesarrollos causaron problemas el martes y el jueves, lo que hizo que se cancelaran una manga y un día. El viernes, por desgracia, soplaba un «pequeño mistral» y estaba demasiado ventoso como para siquiera plantearse subir al despegue. Pero en St Vincent Les Forts las condiciones eran perfectas y allí los pilotos terminaron la semana con un vuelo realmente fresco.
Este año hubo al menos 34 novatos (pilotos sin experiencia previa en competición), y había docenas de participantes que hicieron gol por primera vez en su vida, así como mejores marcas personales durante la semana, ¡y no todos eran novatos! Entre los novatos, el mejor fue el neozelandés Ross Gallagher, quien también acabó segundo en la clase Sport con su Ozone Delta 2. Con 17 mujeres de 8 países (el número más elevado en muchos años), hubo muchos nombres nuevos entre los primeros puestos de las clasificaciones. El trofeo de clase fue para la alemana Mirjam Hempel.

Hubo algún disgusto entre los pilotos de la clase X (los expertos), entre los que se dieron un par de salidas antes de tiempo y un gol fallido. La lección que aprendieron fue la de que hay que aprender a programar bien el instrumento y hacerle caso. El ganador de esta categoría fue el británico Mark Graham en su Ozone Delta 3, seguido del suizo Nicola Moeckli y el británico Andy Brown.
Además de una charla sobre cursos SIV, Jocky dio varias charlas informativas después de las mangas en las que resaltó cómo rutas distintas les funcionaron mejor a unos pilotos que a otros. Seguir la flecha no es siempre la ruta más eficaz, como mostró mediante trazas de los vuelos de ese día, y también cómo estimar bien tu planeo final puede suponer la diferencia, sobre todo cuando la mitad de los pilotos llegan a gol.
Todo el mundo lo pasó en grande, con animación casi todas las noches y montones de premios repartidos en la noche del viernes. Este año, la vela de premio se la llevó Carl Foster, quien estaba entusiasmado por poder subir de categoría de vela.
Para más información sobre la OZONE Chabre Open 2018, haz clic aquí

Enhorabuena a todos los pilotos y saludos de todo el equipo OZONE. ¡Nos vemos el año que viene!