Loading Icon Black

Kata Juhasz: Nuevo récord femenino (Hungría)

mayo 23, 2017

Katalin Juhasz acaba de establecer un nuevo récord femenino de distancia abierta en su país, Hungría, con un increíble vuelo de 215 km.
En sus propias palabras: «Esta temporada arrancó despacio en Hungría, y salvo unos pocos días no hubo grandes ocasiones. Ese día el pronóstico era bueno, así que viajamos desde Budapest hasta la «alta» Szársomlyó, que tiene 400 metros y que nosotros llamamos montaña. 300 kilómetros en coche, 1 hora de caminata hasta el despegue donde ya se preparaban 40 enfebrecidos pilotos para volar. En 2014, establecí un récord femenino de distancia a gol prefijado en Hungría de 122 kilómetros, y ese día lo intentaría de nuevo. Escribí con cuidado: 130 kilómetros. Observábamos el aire y a mediodía parecía estar ya bueno para empezar.

Los primeros 70 kilómetros de vuelo fueron sencillos, y junto a algunos miembros del equipo nacional de Hungría pudimos trabajar juntos de manera eficiente y rápida. Las nubes funcionaban de libro. De pronto, los cúmulos comenzaron a deshacerse y yo me quedé baja mientras el resto mantenía su altura. Tuve que tomar una decisión y me separé de mis compañeros para ir sola en dirección a mi gol. En ese momento, una gran capa de cirros dejó todo en sombra, así que continué planeando hasta que, ¡boom!, encontré mi térmica salvadora. Me sorprendio ver entonces que mi equipo se me acercaba entonces a alta velocidad. A partir de ese punto, volvimos a volar juntos, pero avanzábamos despacio. Cuando alcancé los 130 kilómetros, estaba a 1800 metros, eran las 16:30 y estaba todo cubierto. Eso me hubiera resultado suficiente, pues a partir de ahí cada kilómetro era un regalo. Tuvimos paciencia esperándonos unos a otros.

Ahora cabía la esperanza de alcanzar el récord nacional de distancia abierta, que hasta ese día estaba en 169 kilómetros. Cuando llegué a los 170 no podía creérmelo. Estaba feliz, pero congelada, cansada y perdiendo la concentración, por lo que quería aterrizar. Pasé a modo supervivencia. La presencia de mis compañeros de equipo me ayudó. Nos apoyamos unos en otros y continuamos avanzando lentamente. El sol se abrió paso entre los cirros y volvió a tocar el suelo, lo que bastó para que comenzara a formarse otro cumulito que nos permitió continuar derivando. Eran las 18:15. El GPS indicaba 200 km. No me lo creía. Desde 1000 metros de altura podía ver el Danubio, el segundo río más largo de Europa. Eso significaba que ahí estaba la frontera del país y el final de nuestro vuelo. El último planeo fue de unos 10 kilómetros y los tres luchadores volamos unos cuantos kilómetros a lo largo del Danubio.

No me esperaba volar 215 kilómetros ni en mis sueños más alocados. Tuve la sensación de que los miles de kilómetros que había volado en los últimos 6 años fueron clave para que este vuelo se materializara»

Kata voló su Zeno. Para ver su traza haz clic aquí

Junto a Kata volaron Attila Bereznay (Ata B), quien aterrizó un kilómetro más allá que ella, para cerrar ese épico día con un vuelo de 216 km. Ata voló su Enzo 2. Tenéis su traza, aquí

Enhorabuena a todos y ¡Saludos de todo el equipo!