Loading Icon Black

Padre e hijo giran sobre la cumbre del Cervino

agosto 28, 2012

El joven piloto Basile Marclay hizo recientemente un vuelo épico junto a su padre Vincent y a más amigo en Suiza, alrededor de la cumbre del Cervino. El vuelo tuvo lugar durante la ya famosa ola de calor alpina de 2012, cuando más de 100 pilotos sobrevolaron la cumbre del Mont Blanc y más de 50 tomaron arriba (incluído otro épico vuelo familiar descrito aquí). Basile nos relata ese vuelo tan inolvidable:

“Domingo 19 de agosto de 2012: con unas temperaturas sofocantes en los Alpes, partimos hacia Breya, sobre Champex, con la intención de volar hasta la cumbre del Mont Blanc. Mi padre, dos amigos y yo, así como docenas de otros parapentes, tratamos de descifrar las condiciones, que no parecen tan claras como estaban pronosticadas. Tras una larga espera y pensárnoslo un poco, decidimos volar hasta el Gran Combin (pues los tres pilotos que acompañaban ese día ya habían completado la vuelta al Mont Blanc). Despegamos a eso de las 14:00, volamos en dirección a Catogne y luego atravesamos hasta Combins, donde unas térmicas excelentes nos pusieron a 5.200 metros. Desde allí, seguimos la senda de la Alta Ruta (entre Chamonix y Zermatt), desde donde podíamos ver la característica silueta del Cervino. Mi Ozone Geo 3 se comportó perfectamente en este universo de térmicas, glaciares y paredones, así como durante el largo planeo que hicimos para llegar a la cara sur del Cervino. Tras varios minutos estresantes, encontramos un térmica buena y potente, y cuando sobrevolamos la cumbre de esta montaña mítica dejamos escapar un grito de euforia. Tras este techo, pasamos mucho tiempo en térmicas por encima de 4.000 metros y disfrutamos de un largo planeo sobre el valle de Anniviers antes de tomar en el valle del Rhone pasadas las 17:30. Fue un vuelo único y memorable en el corazón de los Alpes suizos.”

Enhorabuena a Basile y Vincent, y gracias de verdad por volar Ozone ¡Eso sí que es un día épico! 😉