Loading Icon Black

CODY MITTANCK Y LA Z-ALPS EN NEVADA

May 21, 2018

El piloto del equipo Ozone Cody Mittanck acaba de contarnos cómo le fue en su último viaje a Nevada, donde tuvo ocasión de poner a prueba su Z-alps y su Ozium 2.

Cody nos lo cuenta:

“Nevadastan.  El nombre debería conjurar imágenes de un desierto seco y desolado, sin carreteras ni cobertura de teléfono, con pequeñas aldeas mineras que apenas sobreviven y gentes que hablan en otra lengua.
Pues no es así. Los locales hablan alguna variedad de inglés incomprensible, y la cobertura 4G que encontré en medio del lecho de un lago seco era mejor que la que tengo en mi casa en Salt Lake City. Pero de todos modos, es una aventura a la que puedo acceder sin subirme a un avión. Era vuelo de primavera en el desierto, con gradientes de temperatura que le saltaban las costuras a mi vario, que mostró tasas de 14 metros por segundo. Dejaba la ascendencia casi 1000 metros antes de llegar a la base de la nube y ésta seguía chupando. Me nevó y tuve que variar el rumbo 90 grados para evitar tormentones. Nunca había oído que se congelara un tubo del pis, pero por lo que vi, ocurre. Sigo teniendo las yemas de los dedos algo insensibles. Debo decir que incluso en esas condiciones resulta asombroso lo cómodo que me encontré bajo la Z-alps. No hizo ni el menor amago de plegada, pero transmite y tiene las prestaciones de una 2 bandas. Los 4 últimos años he volado Enzo, tanto en competiciones como en distancia, porque creo que es importante estar al día con la vela con la que compites. No hace falta decir que en vuelos de distancia largos la Enzo requiere trabajo, y me preocupa el hecho de que si únicamente vuelo la Z-alps perderé el punto que hace falta para la Enzo… pero tengo que ser honesto y decir que nunca he disfrutado tanto volando en condiciones salvajes de primavera como acabo de hacer en Nevada con la Z-alps”.