Loading Icon Black

NOTICIAS DESDE QUIXADÁ

noviembre 18, 2016

Nuestro viejo amigo y colaborador de la revista Cross Country James «Kiwi» Johnston acaba de dejar Quixadá, en Brasil, y nos habla del intento de récord a gol declarado de los pilotos del equipo Ozone Nick Greece y Josh Cohn, con sus nuevas Zeno. Afectado de manera permanente por la belleza del desierto brasileño y la hospitalidad de sus habitantes, «Kiwi» nos comenta brevemente cómo ha ido la temporada de caza de récords en la zona más famosa del mundo para volar distancia.

«Noviembre es un mes para batir récords en el estado brasileño de Ceará, así que no desaproveché la ocasión de acompañar durante 10 días a dos previos campeones nacionales de Estados Unidos, Josh Cohn y Nick Greece, para unirme al pequeño contingente de destacados pilotos de distancia que se estaban reuniendo allí con la esperanza de hacer vuelos de más de 400 km.

Como cabía esperar, los días 1 y 3 de noviembre habían dado unas condiciones excepcionales en los que el brasileño Leandro Pauda estableció un nuevo récord de la zona con un vuelo de 483 km en una EnZo 2, y José Rebelo, integrante de un trío de magníficos pilotos portugueses, que aprovechó bien las condiciones y se apuntó un vuelo de 471 km en su EnZo 2.

Y si bien la legendaria EnZo 2 continúa conservando los récords en Quixadá, la vela preferida parecía ser la nueva Ozone Zeno, con diferencia la más abundante en el despegue. Muchos pilotos al parecer se han visto atraidos por la idea de disponer de prestaciones de EnZo con la facilidad de vuelo de la M6. El austriaco Alexander Robé batió con su Zeno el récord austriaco durante esos días con vuelos de 445 y 457 kilómetros.

Con algo de mala suerte para mi y el reducido contingente estadounidense, llegamos a la zona el 5 de noviembre, fecha en la que las condiciones fueron aflojando durante 4 días que se vieron seguidos por 4 días de viento intenso con rachas en el despegue de hasta 50 km/h. Aunque acabaran si poder establecer con sus Zeno el récord a gol declarado durante esos días, Nick Greece mostró su versatilidad como piloto y su experiencia en territorios vastos e intimidantes para volar distancia en Estados Unidos, con una distancia de 388 km en su primer vuelo con zu Ozone Zeno y su primer vuelo en Quixadá, mientras que el portugués José Rebelo hizo el único vuelo de más de 400 de ese día, con los 406 que voló con su EnZo 2. Tres días más tarde, el 8 de noviembre, el suizo Kevin Phllips voló 387 km con su Zeno.

Las condiciones a partir de entonces se deterioraron de manera significativa, pero los dos pilotos estadounidenses, que estaban usando ese viaje como entrenamiento para el nacional de su país que se volará en Texas en la primavera de 2017, continuaron insistiendo y abriendo todos los días la ventana con rachas que alcanzaban los 50 km/h. Su persistencia recompensó por fin a Nick Greece en el antepenúltimo día de nuestra estancia, cuando se convirtió en el primer norteamericano en hacer un vuelo de más de 400 km fuera de los Estados Unidos, con los 420 km que voló con su Zeno en condiciones difíciles. Se quedó apenas a 30 km de la ciudad de Amarante, su gol declarado. Josh Cohn, que fue por delante todos los días, y cuya gran experiencia en competición puede que le perjudicara levemente en las cambiantes condiciones brasileñas, se apuntó su mejor distancia personal con un vuelo de 360 km realizado con su Zeno al día siguiente, volando gran parte del día junto al recién llegado britanico-colombiano Juan Sebastián Ospina, quien voló 328 km (también mejor distancia personal) con su Zeno en otro día lento debido a lo flojo de las condiciones.

Nuestro grupo se marchó tras diez días con un vuelo de más de 400 km y numerosas mejores marcas personales, y con la sensación de no haber conocido ni mucho menos todo lo que Quixadá puede dar de sí. Cuesta creer lo que puede volarse allí un día bueno, y yo desde luego espero regresar, puesto que además de ir de reportero a ese viaje, aproveché para llevarme el récord neozelandés de distancia abierta con 319 km en mi querida Ozone LM6 el 7 de noviembre. Sin embargo, no puedo presumir de haber sido el mejor con una vela de tres bandas, pues el estadounidense afincado en Suiza Chris Banford se apuntó con su Ozone M6, al día siguiente, el 8 de noviembre, un vuelo de 370 km»

Gracias por la crónica, Kiwi, y ¡enhorabuena a todos desdel el equipo OZONE!ç