Loading Icon Black

En parapente a través de Canadá

septiembre 15, 2016

Volando en parapente a través de toda la cordilleras del suroeste de Canadá este verano, el piloto de OZONE Benjamin Jordan descubrió que la palabra imposible a veces puede ser sinónimo de disfrute.

Su aventura del Pacífico a Prairie le llevó a este cineasta de 35 años desde picos glaciares a desiertos elevados, pasando por montañas rocosas, y aterrizando alto cada vez que podía, y cerca de pueblos, para reabastecerse cuando lo necesitaba.

Solo y sin ayuda externa, Jordan se tomó su tiempo y caminó únicamente lo necesario, llegando a pasar hasta una semana en lo alto de una cumbre durante periodos de mal tiempo. Y es que en Canadá, el tiempo tiene su temperamento. Aunque con frecuencia estuvo solo, de tanto en tanto algún excursionista pudo encontrársele tocando el ukelele, esperando a que se pasaran las condiciones estables o el ventarrón. Le preguntaban cuántos días llevaba o qué distancia había recorrido. «Se pensaban que era un capullo porque les decía que no tenía ni idea, pero eso no me importaba y si me hubiera estado preocupando de esas cifras lo probable es que me hubiera vuelto loco».

Al final, le llevó 39 días cubrir 1000 kilómetros, muchos de los cuales no habían sido sobrevolados previamente. Los 100 primeros kilómetros del viaje los hizo a pie, alejándose de los estabilizadores efectos de la brisa marina del Pacífico. Una vez llegó a las montañas, las piezas comenzaron a encajar y a pesar de tener que esperar pacientemente por ventanas de buen tiempo, apenas tuvo que caminar 75 kilómetros entre el primer y el último vuelo de distancia de la travesía, algunos de los cuales fueron de 140 kilómetros sobre terreno salvaje e inaterrizable, lo que hizo añicos las expectativas que tenía Jordan sobre volar en Canadá y sobre sí mismo como piloto.

Cuando le preguntamos si eso era un récord, nos dijo: «Tal vez lo será un día, pero antes alguien tiene que estar lo suficientemente loco como para darnos algo con lo que compararlo. De momento, el objetivo de Jordan es compartir, mediante fotos y relatos, lo que ha aprendido sobre ese terreno, sobre su aerología y sobre él mismo. Esta semana, Ben nos dará un paseo por el interior de su periplo a través de su madre patria en el Instagram de OZONE, así que estad atentos y uníos a Ben para vivir una experiencia en vuelo de las que se tienen una en la vida.

Ben, muchas gracias por convertir lo imposible en difrute. ¡Tu manera de afrontar la vida y el vuelo son una estupenda inspiración!

Para saber más sobre la aventura de Ben síguenos en facebook e instagram