Loading Icon Black

SUPERFINAL 2018: BAIXO GUANDU, BRASIL

April 19, 2019

La Superfinal 201, celebrada en el jurásico paisaje de Baixo Guandu, Brasil, ha llegado a su fin.

El último día de competición volvió a ser soleado y con térmicas fuertes. Una manga de 99 km llevó a los pilotos a recorrer la zona en un triángulo.

Tras ocho mangas, apenas siete puntos separaban a los dos primeros pilotos, y la diferencia entre los diez primeros era de tan solo 172 puntos. Era un día para quedarse volando con el grupo. Fue una carrera rápida a toda velocidad entre térmicas, durante todo el recorrido.

Al final, fue el piloto francés y actual campeón del mundo Pierre quien se llevó la victoria, seguido por su compatriota Julien Wirtz. En tercer lugar, nuestro propio compañero del equipo de I+D de Ozone, Russell Ogden, quien sumó un podium más a su impresionante carrera en competición.

En la categoría femenina, fue la piloto del equipo Ozone, Meryl Delferriere, de Francia, quien se llevó la victoria, y además quedó séptima en la clasificación general final absoluta. En segundo lugar quedó la suiza Yael Margelisch, seguida por la austriaca Kari Ellis. Todos los que se subieron al podium volaron Enzos 3, con 8 de los diez primeros pilotos de la general volando Ozone.

Gracias al piloto del equipo Ozone, Cody Mittanck, por los comentarios diarios que hemos estado compartiendo en nuestras redes sociales . Esta es su opinión sobre la prueba que ha puesto broche a la temporada de competición 2018:

“No podíamos haber pedido un día mejor para terminar una semana increíble. Hubo ya condiciones desde el pistoletazo de salida, y el día no dejó de funcionar en nigún momento. La calidad de los pilotos en la Superfinal está tan igualada que en días tan fuertes y rápidos como estos, la mayoría llega a gol con muy poca diferencia de tiempo. Como la clasificación esté muy apretada, para los que pelean por el podium cuenta cada punto, y terminar bien la manga entre tanto piloto con talento no es tarea sencilla. En la última térmica, todos trataban de situarse en el mejor lugar para maximizar su ascenso. Al tiempo que vigilaban a los pilotos que tenían en su periferia. En este juego, dar un giro de más puede hacerte pasar de ser el primero a caer a la sexagésima plaza. Desde esa última térmica, fue ir polea contra polea hasta el gol de velocidad. El público que esperaba en el gol vio que a lo lejos aparecía un grupo de velas. Desde el suelo, puede parecer que van lentos y tranquilos, pero en el aire, mantener un parapente de competición acelerado a tope a través de turbulencia es como caer con un kayak en un río de aguas bravas de clase 5, sin remo y con las manos por encima de tu cabeza volando una cometa.

En Baixo tuvimos 9 días de carreras. La competición empezó con días difíciles y flojos que hacían que hasta los urubús se quedaran en sus posaderos. Pero incluso en esos días, hubo pilotos que lograron completar las mangas. A finales de la semana las condiciones eran tan fuertes que pararse a girar algo que fuera menos de un más 5 era un error. Los mejores pilotos lograron capear las condiciones técnicas al tiempo que fueron capaces de superar al grupo general en los días en los que se voló rápido. ¡Bien ganado! “.

Para ver los resultados completos haz clic aquí

Enhorabuena a todos los pilotos y saludos de parte de todo el equipo Ozone